02Jun

En el manejo de los pacientes postrados se plantean varios desafíos tales como evitar las complicaciones respiratorias y alteraciones de la circulación, estimular el área cognitiva y sensorial para favorecer la conexión con el medio, prevenir y/o disminuir la rigidez en las extremidades, mantener una adecuada nutrición, disminuir el riesgo de úlceras por presión, entre otras.
Una de las principales recomendaciones en torno al momento de la alimentación es que el paciente se encuentre sentado para evitar ahogos. La manera tradicional es colocar almohadas donde se apoye su espalda, pero una forma más práctica es elevar la cabecera de la cama, una opción que nuestra cama de pronación tiene disponible.
Otro uso en el que brinda beneficios la Cama de Pronación es durante el baño del paciente. Algunas personas deben ser higienizadas en la misma cama y contar con una que permita movilizar al paciente de manera cómoda y segura es sin dudas una ventaja.
En la atención de los pacientes postrados los cambios de posición y movimientos son fundamentales. Si no se cuenta con camas especiales, estas movilizaciones por lo general se realizan de manera manual o con la ayuda de sábanas, pero este método requiere mayor esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat