08Jul

El Policlínico Privado San Lucas de la ciudad de Río Cuarto es la primera y, por el momento, única institución en la ciudad que cuenta con una cama de pronación.

El director del nosocomio, Dr. Eduardo Mattos, se manifestó orgulloso por esta adquisición y asegura que han obtenido muy buenos resultados con los pacientes que han tenido la posibilidad de utilizarla. Su uso está destinado actualmente a algunos pacientes COVID en particular.

El Dr. Maximiliano Lagioia, subdirector del centro médico, afirma: “Con esto hemos logrado tener una mejor respuesta y ayudar a los pacientes internados en nuestra institución”, reconoce.

La Dra. Mariana Salguero, Jefa del Servicio de Clínica Médica, indica que “una de las mayores dificultades que tiene pronar a un paciente en terapia intensiva es la necesidad de mucha gente. Para mover a un paciente como mínimo necesitás entre 6 y 8 personas. La cama nos facilita muchísimo porque se vuelve un trabajo de 2 personas o hasta una”. Resalta también que la cama posibilita también colocar al paciente en distintos estadios: no solo la posición decúbito prono sino también angularlo en otras posiciones, sin riesgos con los cables y tubos por la disposición de los mismos en la zona central del dispositivo. 

Por su parte el Lic. Ignacio Bocco, perteneciente al Servicio de Kinesiología de Terapia intensiva, admitió que la cama de pronación les es de utilidad  “para minimizar el trabajo. En estos tiempos de Coronavirus y de estar trabajando mucho en Terapia Intensiva, el hecho de pronar es un esfuerzo físico para todo el personal y la cama nos ayuda a reducir eso y a usar esas energías en otras cosas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat