21May

En Europa, se da una creciente demanda de internación domiciliaria como consecuencia de los cambios demográficos y societarios en la mayoría de los países de ese continente. 

La proporción de personas activas por cada persona mayor de 65 años se achica cada vez más con el paso de los años. Esto traerá un incremento en los requerimientos de cuidados crónicos, incluyendo la internación domiciliaria.

Esto se repite en casi todo el mundo donde se puede observar que la estructura poblacional está cambiando.

 

Esto se acompaña con el aumento de la expectativa de vida, lo cual hace prever una mayor demanda de estos servicios en el futuro.

Las nuevas tecnologías, aplicadas a la medicina, permitirán brindar soluciones que ayuden a más personas a realizar sus tratamientos y rehabilitaciones en su domicilio, evitando la permanencia en el hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat